Hace calor fuera y dentro de casa, te sientes más cansad@ y encima no te pusiste a tiempo con la ‘operación bikini’ de este año así que, la sola idea de abrir el armario y ver la ropa de verano te aterra. Y a estas alturas, para qué vamos a seguir haciendo ejercicio o yendo al gimnasio, ¿no? Si ya nos ha pillado el toro, casi mejor que te quedes tirad@ en el sofá haciendo zapping, fresquit@ frente al ventilador.

No hace falta esperar a la llegada del buen tiempo para ponerse en forma, cualquier momento del año es perfecto y muy beneficioso para tu salud. Además, puedes hacer deporte allá donde quieras, ¡incluso sin salir de casa! Así que la excusa del calor para no ir al gimnasio ya no vale. A continuación, te proponemos una serie de ejercicios de fácil ejecución que te ayudarán a mantener esos kilitos a raya.

SENTADILLAS:
Si no has hecho nunca este ejercicio te puedes ayudar con una silla. Esta rutina sirve para trabajar piernas y glúteos y consiste en sentarse y levantarse, pero no en dejarse caer sobre la silla (así no ejercitaríamos nada). Al sentarte tienes que echar el culo para atrás, tocar con el filo de la silla y el mismo tiempo, poner el peso sobre los talones. Haz tres series de 15 repeticiones cada una.

FONDOS DE TRÍCEPS EN SILLA
Sin dejar la silla trabajaremos los tríceps, es decir, los brazos. En esta ocasión, tienes que asegurarte de que la silla no se mueva porque hay que hacer fuerza y no queremos que te hagas daño. De espaldas a la silla nos sentaremos en el suelo y colocaremos las manos en el filo mirando hacia delante. Una vez estés cómod@ toca hacer flexiones. Extiende los brazos y sube con la espalda recta; tu único apoyo serán los brazos y los pies. De nuevo haz tres series de 15 repeticiones cada una.

PLANCHA
Llegó la hora de bajar esos michelines. Si tienes a mano una esterilla sácale provecho, así te resultará más cómodo hacer este ejercicio. Túmbate boca abajo sobre ella y apoya los codos y las puntas de los pies. Debes mantener el equilibrio y permanecer rect@. Aprieta el glúteo y la barriga, sin flexionar la cadera y mantén la postura durante un minuto. Haz tres repeticiones con descansos de 30 segundos.

Lo ideal es comenzar por una repetición de sentadillas, luego otra de tríceps y por último la de la plancha, así hasta hacer series completas sin sobrecargar las zonas del cuerpo que estamos trabajando. Si al final te acabas animando a hacer deporte en grupo recuerda que en Tento organizamos quedadas de running y clases de yoga.