Lo decían nuestras abuelas, las prisas no son buenas y, ¡qué razón! Hoy, más que nunca, la sociedad es consciente de los riesgos que supone para la salud una rutina llena de estrés, de ahí el creciente interés por adoptar hábitos saludables que mejoren nuestra calidad de vida.

En lo que va de mes, ¿quién no se ha propuesto ir al gimnasio, salir a correr, hacer yoga, pilates o llevar una dieta saludable? Cambiar el estilo de vida está a la orden del día y la alimentación y el ejercicio físico son los dos pilares de este proceso. Pero, ¿y si esta fusión no fuera algo nuevo?

La experta en yoga, escritora y coach de salud, bienestar y estilo de vida ayurvédico Zaira Leal nos desvela que, en contra de lo que muchos piensan, esto que ahora está tan de moda lo hacían los yoguis de hace 2000 años: meditaban, sabían sobre posturas de yoga y sobre qué plantas y alimentos consumir para sentirse mejor con uno mismo. Y esta unión original entre yoga y alimentación es lo que ella ha recuperado para su nuevo libro Yoga en la cocina (Ediciones Urano, 2017).

Puede que por el título pienses que esto no es más que otra modalidad de yoga, esta vez llevada al extremo de practicar los ejercicios mientras que uno cocina, pero… ¡nada de eso! Lo que pretende Zaira Leal con esta obra es educar a las personas a tomarse las cosas con calma, a disfrutar y ser más conscientes de cada momento y conocer los beneficios que podemos obtener de los alimentos, la meditación y la actividad física.

Yoga en la cocina, el nuevo libro de Zaira Leal

©EDICIONES URANO

Yoga en la cocina es un completo recetario con propuestas saludables, sencillas y muy fáciles de hacer, aptas incluso para aquellos que son menos cocinillas. Dentro del libro se incluyen también un repertorio de secuencias de yoga fundadas en el novedoso sistema postural Bowspring, o Arco Dinámico, y recomendaciones de estilo de vida y consejos inspirados en la filosofía ayurvédica.

Compuesto por un total de ocho capítulos, abarca situaciones y estados de la vida cotidiana para que el lector pueda sacar un mayor provecho de la combinación de todos sus temas. Desde cómo afrontar el día con más energía y decir adiós a la depresión, a cómo mejorar la concentración, depurar el organismo o dormir mejor.

¿En qué te has basado a la hora de escoger cada receta?
Lo principal para mí ha sido buscar propuestas que faciliten que la gente las ponga en práctica, que pierdan el miedo a cocinar y no puedan utilizar la falta de tiempo como excusa. Todas ellas siguen los fundamentos de la alimentación ayurveda, es decir, una alimentación holística en la que abunda el consumo de plantas, frutas, verduras, cereales, semillas, frutos secos y lácteos de alta calidad. En ella se aprende a comer de acuerdo a las estaciones del año y en función a nuestra constitución cuerpo-mente. Además, estas recetas tienen una fuerte conexión emocional con mi vida puesto que he cogido recetas de mi madre, mi abuelo, algún que otro amigo y hasta la favorita de mi hija.

¿Podrías destacar una de las recetas?
Como los días empiezan a ser más fresquitos y apetece otro tipo de platos más elaborados, me decantaría por un cocido vegetariano y protector que me dio mi maestra espiritual. Lleva patata, calabaza, boniato y garbanzos, ¡es súper sencillo de preparar!

Después de tu primer libro Una fiesta para el alma (Ediciones Urano, 2015), ¿qué es lo que te ha llevado a escribir Yoga en la cocina?
Ambos tienen enfoques distintos. El primero es una guía práctica basada en la filosofía del yoga y su hermana, el Ayurveda, que significa “la ciencia de la longevidad”, un sistema ancestral de medicina de la India que mantiene la armonía en la salud cuerpo–mente, con ejercicios diarios para alcanzar el despertar espiritual. Pero sentía que podía aportar más a la vida de las personas, ayudarlas con mis conocimientos y experiencias. Con este libro difundo el yoga como un estilo de vida que engloba diferentes aspectos como la nutrición, la musculación y el cuidado de los huesos y los órganos, y no sólo como un modo de ejercitar cuerpo y mente.