Si eres de los que ha exprimido hasta la última gota de su imaginación para cubrir las cinco raciones diarias de verdura que hay que consumir según los expertos, toma nota. Te traemos la solución: ¡introducirlas en tus postres!

Verdurita hervida, al horno, a la plancha… y al final acaba pasando lo de siempre, que nos cansamos de comer lo mismo. La falta de ideas o simplemente el no innovar en nuestras costumbres provoca que para muchos el consumo de verduras se limite a la guarnición de sus comidas y cenas.

Pero más allá de esto, las verduras tienen unas características de sabor y textura muy particulares que nos permiten utilizarlas tanto en postres salados como dulces. Un aspecto que nos viene de perlas no sólo a los grandes, también para que nuestros hijos coman más saludable.

Bizcocho de calabaza y canela

  • 300 gr de calabaza limpia y sin semillas
  • 250 gr de harina
  • 150 gr de azúcar
  • 3 huevos
  • 80 ml de aceite de oliva
  • Canela y esencia de vainilla al gusto

Preparación
Precalentar el horno a 180ª. Mientras tanto, una vez que la calabaza esté limpia, triturarla o rallarla. En otro bol batir los huevos y añadir el azúcar y la harina poco a poco para facilitar la mezcla. Cuando tengamos una masa homogénea, incorporar el aceite, la calabaza y, si lo deseamos, la canela y la esencia de vainilla al gusto. Untamos el molde con un poco de mantequilla, vertimos la mezcla y horneamos durante 45 minutos.

Pastel de remolacha (opción vegana)

  • ½ taza de remolacha rallada
  • ½ taza de anacardos bañados en agua durante 1 hora
  • 50 ml de aceite de coco
  • 2 cdas de sirope de agave
  • 2 cdas de zumo de un limón
  • 30 ml de agua
  • Para la bas
  • ½ taza de nueces
  • ½ taza de dátiles
  • 1 cdta de canela

Preparación
Comenzamos por la base triturando las nueces. Después, añadimos los dátiles y la canela y removemos hasta que quede una pasta uniforme. Vertimos sobre el molde para crear la base y comprobar que la masa queda bien unida y no se rompe al hacer fuerza con los dedos. En el robot de cocina añadir el resto de los ingredientes hasta que se mezcle de forma uniforme. En caso de que sea necesario, agregar más agua. Verter la mezcla sobre la base y dejar enfriar en la nevera durante dos horas.

Magdalenas de espinacas y plátano

  • 150 gr de harina
  • 120 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 150 ml de leche
  • 200 gr de espinacas
  • 2 huevos
  • 2 plátanos maduros
  • 2 cdas de miel

Preparación
Precalentar el horno a 180º. En el robot de cocina verter todos los ingredientes exceptuando la harina hasta conseguir una mezcla líquida y homogénea. Seguidamente, tamizar la harina, verter el puré y remover hasta que no haya grumos. Depositar la mezcla en los moldes de las magdalenas y hornear 30 minutos. Dejar reposar y a ¡disfrutar!