Siempre hablamos de los beneficios de la dieta mediterránea, hemos descubierto la dieta atlántica y hemos aprendido un poco más sobre por qué comer con mindfulness mejora nuestra digestión, pero nunca antes habíamos hablado o escuchado nada acerca de eso que llaman la “dieta de las emociones”.

Neus Elcacho, dietista integrativa y coach nutricional por la Universidad de Barcelona, especializada en candidiasis y problemas digestivos por la Harvard Medical School, es además la autora de este nuevo libro que nos enseña a alcanzar el equilibrio mental y emocional a través de la alimentación.

¿Podrías explicarnos en qué consiste este tipo de dieta integrativa?
El objetivo de esta dieta es ayudar a las personas en toda su globalidad: no sólo abarca el tema de los alimentos o los menús para llevar una dieta saludable, también todos los factores que intervienen en por qué la persona come lo que come, de qué manera lo hace, qué siente durante el día o qué piensa. La dieta integrativa entiende a las personas como seres complejos, y no simples pacientes o personas que comen.

La mayoría de veces, la palabra dieta se asocia erróneamente a conductas alimenticias restrictivas, perjudicando negativamente su significado real y, en muchos casos, nuestro estado de ánimo. En cambio, en tu libro, ofreces pautas para aprender a llevar una dieta saludable sin dejar de disfrutar de la vida. ¿Cómo es posible? ¿En qué sentido están relacionados estos dos conceptos?
Hoy en día utilizamos el mero hecho de comer para llenar otros vacíos, necesidades o hacer frente a una emoción que nos incomoda, como por ejemplo la ansiedad o el aburrimiento; por ello, muchas veces hacer dieta se convierte en un suplicio para muchos porque dejan de hacer “lo único que les queda para disfrutar”. A lo largo del libro explico cómo conseguir el equilibro a través de una dieta y unos hábitos, sin restricciones, pero de forma consciente e inteligente. Enseño a darte cuenta de qué emociones aplicas a la comida y cómo gestionarlas.

Copyright © 2018 Planeta.

¿Qué podrán encontrar tus lectores, además de una guía hacia la felicidad?
La dieta de las emociones es mucho más que un libro para el crecimiento personal. Los lectores encontrarán en él una guía nutricional con una amplia batería de recetas, explicaciones sobre dónde comprar o comer saludable fuera de casa y una selección de ejercicios tanto para comer con consciencia en función de nuestro estado de ánimo como para tener más energía durante el día, entre muchos otros.

Las emociones y la digestión están tan interconectadas que se dice que el intestino es nuestro segundo cerebro. Pero, ¿cómo saber qué podemos comer en función de nuestro estado de ánimo para no sentirnos peor tras la ingesta de alimentos?
La tendencia a la hora de afrontar nuestro estado anímico nos lleva a comer productos procesados y poco saludables, por lo que lo principal es optar por aquellos que no tengan una cantidad elevada de azúcares, aceites de mala calidad o sal. En el libro enseño a diferenciarlos, y para sustituirlos proporciono recetas dulces, saladas y crujientes más sanas.