El yogur natural es uno de los alimentos más utilizados en cuestiones de belleza porque al aplicarlo sobre nuestra piel ejerce un efecto hidratante, desinfectante y exfoliante.

Su uso más popular consiste en aplicarlo directamente sobre el rostro y el cuello, siempre después de haber limpiado previamente ambas zonas. Lo bueno del yogur es que permite combinarlo con otros productos, potenciando así uno o varios de sus efectos sobre la piel.

Para conseguir una piel radiante e hidratada recurriremos a la mascarilla de yogur y limón, con la que tonificaremos y revitalizaremos la piel de forma natural.

Ingredientes
1 yogur natural
1 cucharada del zumo de un limón

Elaboración

  1. Cortar el limón por la mitad y exprimir.
  2. Mezclar el yogur natural con la cucharada de zumo de limón.
  3. Remover hasta conseguir una mezcla homogénea.
  4. Aplicar sobre el rostro y el cuello con los dedos, con cuidado en la zona de los ojos.
  5. Dejar actuar 15 minutos.
  6. Aclarar con abundante agua tibia.
  7. Aplicar nuestra crema hidratante