Los productos de temporada son la forma ideal de comer sano y ahorrar en la cesta de la compra. Cada mes, la naturaleza nos proporciona todo lo que necesitamos. Hoy, en Tento, especialistas en la comida de mercado, de contamos cuáles son los productos de temporada que no pueden faltar en tu carrito en junio, y por qué deberías comerlos.

Productos de temporada: verduras

Empieza el verano y cada vez nos apetece comer más ligero. Recuerda lo importante que es comer variado.

  • Calabacín. Compuesto por un 95% de agua, su aporte calórico es casi nulo, pero en cambio contiene potasio y magnesio, fundamentales en esta época del año en la que sudamos mucho.

 

  • Lechuga. Aliada perfecta para las ensaladas, la lechuga es también un sedante perfecto. Contiene vitaminas y minerales y es una verdura de hoja larga ligera y que se combina con muchos alimentos. Sin embargo, se aconseja no consumirla por la noche porque para algunos podría ser pesada a la hora de digerir.

 

  • Judías verdes. Una palabra: antioxidantes. La judías verdes forman parte de aquellos productos de temporada que deberías disfrutar más. Son un chute de vitaminas, magnesio, potasio y hierro. Tienen beneficios cardiovasculares y antiinflamatorios y están riquísimas. ¿A qué esperas?

 

  • Nabo. Aliadas perfectas para adelgazar, estas hortalizas aportan fibra, agua y nutrientes y además contienen poquísimas calorías. Además, ayudan contra las infecciones urinarias y su alto contenido de vitamina C favorece la absorción del hierro.

 

  • Pimientos. Alimentos deliciosos de los productos de temporada de junio, los pimientos contienen potasio, calcio, fósforo y magnesio, además de vitaminas de todo tipo. Es muy rico en fibra, por lo que da una sensación de saciedad. A pesar de esto, algunas personas encuentran dificultades en la digestión de los pimientos, especialmente aquellos que sufren de gastritis.

 

Productos de temporada: fruta

¡Qué viva el color! Junio es un mes donde los productos de temporada nos recuerdan los tonos del arcoíris.

    • Ciruela. Estas frutas carnosas contienen mucha fibra y sorbitol, que nos ayudan a mejorar nuestro sistema digestivo. Adamás, la variedad amarilla contiene vitamina A y betacaroteno, fundamentales para mejorar la piel y la vista.

 

    • Brevas. Un poco más grandes y más amargas que los higos, las brevas ayudan contra la hipertensión gracias a su alto contenido de potasio. Mejoran el tránsito intestinal y tienen propiedades antioxidantes. Además, son llenos de vitaminas B, C y hierro, por lo tanto previenen la anemia.

 

    • Cerezas. ¿Quién no ha soñado alguna vez poder estar sentado debajo de un árbol de cerezas y comer estas frutas deliciosas hasta más no poder? Y es que las cerezas, a parte de volver locos a grandes y pequeños, son uno de los productos de temporada más poderosos de nuestra cesta de junio. Tienen poder depurativo para el intestino, son altamente antioxidantes y ayudan a prevenir la pérdida de memoria. Son una buena fuente de fibra y tienen propiedades antiinflamatorias. ¡A comer!

 

    • Melón. Muy baja en calorías, esta fruta deliciosa y versátil nos ayuda a mejorar la vista, controlar la frecuencia cardiaca y presión arterial, nos protege de infecciones y virus gracias a su contenido de vitamina C. Además, es una de las frutas con más cantidad de vitamina A, perfecto para cuidar de la piel.

 

  • Aguacate. Conocido como ‘superalimento’ el aguacate es una fruta que nos proporciona muchos beneficios y que además combina con casi todo. Tienen más calorías que el resto de la fruta, pero no contienen ni colesterol ni sodio. A pesar de lo que siempre creíste, tiene más potasio que los plátanos y su especial ácido oleico ayuda a prevenir enfermedades del corazón. Además parece ser que la grasa (buena) del aguacate ayuda a absorber mejor los nutrientes de los demás vegetales.