¿A quién no le apetece un polo en verano? Una buena solución son los polos de yogurt y frutas, que le encantarán a grandes y pequeños y ayudará a consumir más fruta. Incluso, si hay algunas frutas que no le gustan a tu niño, puedes probar a vendérselas en forma de polo. Seguro que la curiosidad le ganará.

Para los polos de yogurt y fruta, lo primero que necesitas es elegir con qué fruta o combinado te gustaría hacer tus polos. Nosotros te proponemos algunas recetas muy veraniegas.

  • Sandía y albaricoque. Es una combinación la mar de dulce. Necesitarás dos tarros de yogurt griego, dos tarros de sandía y dos tarros de albaricoque. Tritura la fruta con una licuadora. Muchos utilizan solamente el zumo filtrado para los polos, pero te aconsejamos utilizar toda la fruta. Mezcla con el yogurt y congela al menos durante 5 horas, mejor si durante toda la noche.
  • Cerezas y chocolate. En este caso, la parte de fruta es un poco mayor. Serán 6 tarros de cerezas por cada tarro de yogurt. Como en el caso anterior, tritura las cerezas sin hueso, incorpora el yogourt y al congelador. Si quieres ser un poco más original, puedes dividir la mezcla en dos y añadir un poco de leche a una de las dos para que quede más clara. Asegúrate de que la mezcla más clara siempre sea la que va en la punta de los moldes ya que al tener un ingrediente líquido se derretirá antes. Congela durante 5 horas, saca de los moldes y baña la punta de los polos de yogurt con chocolate fundido. Se secará enseguida. Sirve.
  • Coco. Lo más simple del mundo. Coco rallado, yogurt de coco y, si quieres, chocolate. Mezcla el coco rallado con el yogurt y al congelador, de nuevo cinco horas. Cuando saques los polos, si quieres darle un aspecto aún más delicioso, báñalos en chocolate derretido y luego pásalos por coco rallado. Yummy.