Hoy te proponemos cinco libros para volver a la rutina que harán más llevadero el final de las vacaciones. Seguro que este verano no has leído todo lo que te hubiese gustado, así que aquí tienes la ocasión perfecta para reconciliarte con la lectura y sentirte un poco más como si estuvieras de vacaciones. Empecemos.

  1. Vinomics, Relatos gráficos con sabor a buen vino. La Denominación de Origen de Catalunya propone una colección de comics que tienen como argumento principal el vino. Los relatos, de 14 autores diferentes, son piezas cortas de diferentes géneros narrativos. Sin duda, los amantes del vino lo apreciarán, y los amantes del cómic también. ¿Un consejo? Es una joya a disfrutar acompañada por una buena copa… de vino.
  2. La agenda Roja, de Sofía Lundberg. Septiembre es uno de los meses en los que más agendas se venden. La vuelta al cole, a la universidad… Este libro que no podía faltar en nuestro listado de libros para volver a la rutina cuenta la historia de Doris, 96 años, que desde 1928 tiene la misma agenda, un librito rojo donde ha ido anotando aquellas personas que han dejado una huella en su vida. Ahora vive sola en un piso de Estocolmo. Una novela para reflexionar.
  3. Bella durmiente, de Stephen y Owen King. Sí, señores. Para los amantes del thriller, padre e hijo escriben a cuatro manos esta novela de ciencia-ficción. La pregunta de partida es una: ¿qué pasaría si las mujeres se quedaran dormidas en un sueño cuasi-eterno? ¡Para leerlo de un tirón!
  4. Tan poca vida, de Haya Yanagihara. La historia recorre tres décadas de amistad en la vida de cuatro hombres de Manhattan. Ha sido reconocida como fenómeno literario y definida abruman y perturbadora. Sin duda, una novela potente.
  5. Cocina Friki, de Cassandra Reerder. Como no, en nuestro listado de cinco libros para volver a la rutina no podíamos olvidarnos de los cocinillas. Cocina Friki propone recetas inspiradas a películas, series o libros. Son recetas verdaderamente maravillosas. ¿Un ejemplo? En la película Hook, el capitán garfio, Peter Pan (Robin Williams) se sienta a cenar junto con los Niños Perdidos. Sin embargo, la mesa está vacía y los niños están disfrutando de un banquete imaginario. Es entonces cuando el Peter Pan adulto vuelve a ser niño, a usar su imaginación: la mesa se llena de platos deliciosos y de vasos llenos de una espumosa bebida verde, el Poe-Poe. Con este libro, podréis prepararlo en casa.