Sin duda la reina de la cesta de la compra de octubre es ella: la calabaza. Muy versátil, dulce y sabrosa, se puede utilizar en un montón de recetas. Hoy te proponemos una crema de calabaza con leche de coco para chuparse los dedos.

Es una receta muy sencilla que se puede personalizar a tu gusto. El toque oriental del curry y la dulzura de la leche de coco hacen que sea un plato perfecto para una cena ligera entre semana, o un primer plato original si tienes invitados.

Ingredientes de la crema de calabaza con leche de coco:

  • 400 gramos de calabaza cortada en trozos y sin piel
  • 200 gramos de zanahorias
  • 200 gramos de boniato
  • 1 puerro
  • ajo en polvo
  • 1 cucharadita de jengibre
  • 1 cucharadita de curry
  • una lata de leche de coco
  • 500 ml de caldo de verduras (o agua)
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal y pimienta
  • guindilla fresca (opcional)

Preparación de la crema de calabaza con leche de coco:

Cortar las verduras en trozos y dorarlas en una olla con un chorro de aceite de oliva virgen extra, un poco de ajo en polvo y una pizca de sal. Añadir el caldo caliente, reservando un poco a parte por si la crema nos quedara demasiado espesa. Dejar hervir 10 minutos y añadir la lata de leche de coco. Hervir hasta que las verduras estén casi blandas, añadir curry y jengibre y seguir hirviendo hasta que no estén blandas del todo.

Triturar la crema intentando que no queden grumos, añadir el caldo que habíamos reservado si fuera necesario. Dejar cocer cinco minutos más, añadiendo sal y pimienta al gusto.

Emplatar con picatostes y unos trocitos de guindilla fresca para los amantes del picante.