La receta de muffins de calabaza es perfecta para celebrar Halloween, fiesta estadounidense que cada año se vuelve más popular también a este lado del océano. A pesar del sinfín de platos que se pueden preparar para esta fiesta, en Tento hemos elegido estos muffins de calabaza porque tienen poco azúcar, los preparamos utilizando productos de temporada y le gustan a grandes y pequeños. ¡Manos a la obra!

Ingredientes para muffins de calabaza

  • 380 gr de puré de calabaza
  • 240 gr harina de trigo
  • 100 g. azúcar moreno
  • 2 huevos
  • 1 bolsita de levadura en polvo
  • 1 pizca de sal
  • 50 gr de aceite de oliva virgen
  • 50 ml leche de coco
  • canela, clavo, nuez moscada al gusto.

Preparación de los muffins de calabaza

Preparar los muffins de calabaza es fácil y se puede hacer perfectamente con niños. Lo primero que hay que hacer es asar la calabaza al horno hasta que quede blandita. A pesar de que en algunas recetas aconsejan hervirla, nosotros preferimos esta opción ya que si no la masa de nuestros muffins de calabaza saldrá muy líquida.

Una vez tengamos la calabaza asada y triturada, todo irá sobre ruedas. Empecemos por mezclar los ingredientes húmedos: batimos los huevos con una pizca de sal, incorporamos la calabaza, la leche de coco, el aceite. Ahora poco a poco incorporaremos los secos: antes el azúcar, luego la harina y por último las especias. Cuando la mezcla tenga una textura homogénea, podremos incorporar la levadura.

Verter ahora los muffins en sus moldes y cocer al horno ya caliente a 180º durante 20 minutos. Comprobar que los muffins estén listos pinchándolos con un palito: si sale seco, están perfectos. Sacar del horno y dejar enfriar a temperatura ambiente.

¿Y para hacerlos más terroríficos?

Como es Halloween, a los niños (y no tan niños) de la casa les hará ilusión un poco de magia. Mientras los muffins se enfrían, podemos preparar el topping que más nos guste. Una idea es dibujar unos murciélagos con chocolate derretido, y luego clavarlos encima del muffin. Otra podría ser cubrirlos con glaseado blanco y dibujar unos ojos para convertirlos en fantasmas.

Por último, un consejo. Nosotros te hemos proporcionado la receta base de los muffins, pero recuerda que en la cocina la verdadera protagonista es la fantasía: tunéalos como quieras, con nueces, pepitas de chocolate(s), coco, almendras, semillas de calabaza…. ¡a experimentar!