Paseamos por el super y nos bombardean las palabras ‘eco, bio, organic’ y demás. Pero, ¿de verdad sabemos distinguir los alimentos según esta nomenclatura?

Te explicamos qué significa cada una de ella para que, la próxima vez que vayas a comprar, puedas elegir productos en línea con tu estilo de vida. Es verdad que los términos ecológicos, biológicos, orgánicos y sostenibles identifican, a grandes rasgos, productos similares: alimentos que no se han tratado con pesticidas o productos químicos ni manipulados genéticamente. Sin embargo, hay diferencias entre ellos. Aquí te detallamos cuáles.

  • Orgánico: indica los productos para cuya producción no se ha utilizado ningún producto químico, pesticida o fertilizante. Sin embargo, sí que para la producción de estos productos se pueden utilizar elementos genéticamente modificados.
  • Biológicos: son aquellos productos que no han sido alterados genéticamente. Esto significa que no han subido intervenciones para aumentar su volumen, mejorar su color o aspecto.
  • Ecológico: los productos ecológicos se cultivan según un sistema basado en la utilización óptima de recursos naturales. Esto significa que queda excluido el empleo de productos sintéticos, químicos o de organismos genéticamente modificados (OGM) ni para las semillas, ni para el suelo ni, por supuesto, para combatir las plagas. Es la forma de hacer servir todas las herramientas que la naturaleza nos proporciona.
  • Sostenible: a parte de eco, bio, organic, a menudo encontramos la etiqueta de ‘producto sostenible’. Este, sin embargo, es un concepto más amplio que los anteriores que tiene connotaciones económicas y sociales y normalmente apuntan a beneficios para la economía local.