El desperdicio de alimentos, en época navideña se convierte en una práctica bastante común. Los hogares rebosan de comida para los invitados, para las visitas o porque estamos en época de fiestas, y algún capricho demás siempre cae. Las tiendas suelen tener más género de lo habitual, pero difícilmente consiguen venderlo todo. La app Too Good To Go alerta contra el problema del desperdicio de alimentos, que se agrava sensiblemente en esta época del año.

Too Good To Go es una plataforma europea que lleva años luchando contra el desperdicio de alimentos, que, además de una gran pérdida de dinero para las familias, que llegan a deshacerse del 18% de la comida que compran, también supone un impacto ambiental importante. “El desperdicio de comida es responsable de un tercio de las emisiones de gases de efecto invernadero”, apuntan desde Too Good To Go. Y están en lo cierto: la energía necesaria para producir, transportar, distribuir y vender estos alimentos, más los gases generados para deshacerse de ellos, suponen un impacto alarmante en nuestro planeta.

Lo curioso es que la AECOC, Asociación de Fabricantes y distribuidores, apunta a que el 42% del desperdicio de alimentos se produce en las casas. Por ello Too Good To Go nos propone cuatro consejos útiles para frenar este fenómeno:

Planificación:

En este sentido conviene preparar los menús con antelación, revisar los ingredientes que se necesitan,

calcular el número de comensales y hacer una lista para comprar sólo lo necesario y elaborar raciones ajustadas para cada invitado.

Organización:

En este caso, si sobran productos como huevos, leche, carne o pescado, entre otros, conviene tener una despensa y nevera 

bien organizados dejando visibles aquellos alimentos que antes se puedan estropear, llevando a la parte trasera los más duraderos.

Aprovechamiento:

Lo que sobre de un menú de navidad siempre se puede reutilizar para hacer otras recetas.

Basta con echarle creatividad y hacer unas croquetas con la carne que sobró en nochebuena o hacer postres con la fruta más madura.

Salvar comida:

Y por último, salvar comida en restaurantes, supermercados, fruterías, pastelerías y otros establecimientos para aprovecharla en casa. Y aquí entran en juego directamente desde la app. En Too Good To Go, los establecimientos venden su excedente diario de comida a final del día y los usuarios pueden salvar packs con esa comida de calidad a precios reducidos. “De esta manera, conseguimos darle una oportunidad a todos esos alimentos que aún se pueden consumir en vez de que sean tirados a la basura”, añade Reull.