Seamos sinceros, uno de los propósitos más incumplidos de la historia es él de ir al gimnasio. Sin embargo, 15 minutos de ejercicio diario son un objetivo más fácil de alcanzar, por lo menos a corto plazo. Cuando ya te hayas entusiasmado con los resultados, seguramente apuntarte al gimnasio (y mantener el propósito de ir) será mucho más fácil.

Y es que puede parecer muy poco, pero supone una serie de beneficios para nuestro cuerpo que mejorarán nuestra salud, autoestima y bienestar. Lo mejor es que incluso aquellos que no se apuntan al gimnasio (o se apuntan y no van) alegando que no tienen tiempo, podrán realizar esta rutina sencilla antes de empezar el día, o cuando más les convenga. Veamos por qué deberíamos apuntar, en los propósitos de año nuevo, al menos 15 minutos de ejercicio diario.

  1. Refuerza nuestro corazón. Sí, en tan poco tiempo pero haciéndolo todos los días, nuestro corazón se fortalecerá si hacemos 15 minutos de cardio diario. Los primeros días tendremos dificultades porque, aunque parece poco, es un lapso de tiempo suficiente a agotarnos si no tenemos ningún tipo de entrenamiento. Sin embargo, si superamos los primeros días sin tirar la toalla, notaremos como cada vez nos cuesta menos dar unos saltos, subir unas escaleras o correr detrás del autobús. Y entonces habrá llegado el momento de subir la intensidad de la rutina.
  2. Acelera nuestro metabolismo. Especialmente si realizamos la rutina de cardio por la mañana, le estaremos comunicando a nuestro cuerpo que necesita más energía, y quemaremos los alimentos ingeridos más rápido de lo habitual.
  3. Estaremos menos cansados. Puede parecer un sin sentido, pero cuanto más activos estemos, más activos nos sentiremos. Aquellas personas que pasan de la cama a la silla del autobús, al escritorio de la oficina, al sofá y de vuelta a la cama, suelen sentirse bastante más cansados comparados con los que tienen un trabajo activo, o se mueven andando o en bici, o hacen deporte con regularidad. Esto pasa porque cuando nos acostumbramos a movernos y a usar nuestro cuerpo, todo es más fácil. Si en cambio nos pasamos el día sentados y no realizamos ningún tipo de ejercicio, cualquier movimiento medianamente fuera de lo común, como subir unas escaleras o dar un paseo por el monte, nos costará muchísimo más.
  4. Dormirás mejor. ¿Con tan solo 15 minutos de ejercicio diario? Sí. Garantizado. Y dormirás tan bien que te costará menos despertarte, no te levantarás con sensación de fatiga y cada día querrás hacer tu rutina de ejercicios.
  5. Subirá tu autoestima. Aquí, lo que menos importa es si bajarás de peso, si volverán a entrarte los vaqueros o si tus michelines ya no se verán tanto. Lo que sí es importante es que te sentirás mejor fisicamente y esto influye, y mucho, sobre cómo te verás. Es decir que aunque no adelgaces (que lo harás, pero no perderás 5 kilos en un mes), el sentirte mejor hará que te veas mejor.

¿Necesitas más razones para iniciar tu rutina de 15 minutos de ejercicio diario? Cuéntanos cómo te va. Y si incluso 15 minutos de ejercicio diario te dan pereza, igual te interesa este post: 3 ejercicios para ponerse en forma desde el sofá