En Tento, la cadena de restaurantes de comida preparada, trabajamos con productos de temporada y cocinamos platos libres de aditivos y conservantes. Nuestras cremas détox están pensadas para aprovechar al máximo los beneficios de los productos que utilizamos, para que aporten la dosis correcta de nutrientes sin renunciar al gusto.

Por ello nuestro chef Andreu Bosch ha creado las cremas détox, un primer plato delicioso para los días fríos de invierno. 

Crema de calabaza

La calabaza es una fruta (sí, es una fruta, no una hortaliza) que tiene propiedades deportivas debido a su composición. El 90% de su masa es agua y fibra, por lo que es un alimento que llena mucho y al mismo tiempo ayuda la eliminación de los residuos presentes en nuestro cuerpo. Especialmente indicada para las personas con sobrepeso, es un alimento que nos hidrata y que, gracias a su sabor dulzón, engaña a nuestro cerebro para que tengamos menos necesidad de comer dulces. Además, su contenido de vitamina C, E y betacaroteno disminuyen el envejecimiento celular y especialmente ocular y el consumo de calabaza ayuda a regular la presión arterial.

Crema de alcachofas

Si lo que queréis es darle un descanso a vuestro hígado, la alcachofa es el alimento ideal. Rica en calcio y fósforo, también contiene vitaminas C, B3, B5 y B6. Es especialmente indicada para ayudarnos a eliminar las toxinas. La crema de alcachofa, a parte de ser un primer plato delicioso, permite aprovechar todas sus cualidades sin desechar nada. Su efecto diurético nos ayudará a deshacernos de los líquidos en exceso, y su acción digestiva mejora el tránsito intestinal y contribuye a prevenir o aliviar el estreñimiento. Por todo lo dicho fuera poco, reduce el colesterol y los triglicéridos gracias a la presencia de cinarina y rebaja el nivel de azúcar en la sangre.

Crema de verduras

El último de nuestros platos détox tiene diferentes beneficios para nuestra salud. Su composición permite una digestión más ligera y rápida ya que, al ser un plato triturado, entra en la categoría de alimentos predigeridos. No contiene grasas animales y no contribuye al aumento del colesterol. Es un plato que puede presumir de aportarnos una gran cantidad de vitaminas y minerales y además nos hidrata y nos aporta fibra mientras la comemos, favoreciendo así una mayor eficiencia de nuestro cuerpo a la hora de desechar residuos.