Quien más, quien menos, todos sufrimos en los meses de invierno, aunque para algunas personas las bajas temperaturas representan una verdadera tortura. Además de abrigarse bien, ¿sabes que puedes comer estos alimentos para combatir el frío? 

Es verdad que en invierno tenemos que comer platos más calóricos para mantener la temperatura correcta, pero tampoco hace falta pasarse o corremos el riesgo de engordar de forma incontrolable. Añadir una sopa a tus comidas es, en este sentido, el remedio perfecto: calienta, aporta nutrientes y tiene una cantidad de calorías bastante baja. No por nada es el alimento de excelencia en invierno, junto con las cremas de verduras.

Palabra clave: grasa saludables. Como decíamos, en invierno necesitamos comidas más contundentes pero que no nos hagan engordar. Por ello debemos consumir grasas saludables, como el conocido Omega-3, que podemos encontrar en alimentos como el pescado azul (salmón, atún, boquerones, sardinas…). Las semillas, las verduras de hoja verde, el aceite de oliva, los frutos secos y el aguacate también son alimentos ricos en omega-3, así como la avena. Estos alimentos nos permitirán comer sano, con gusto y además preparar nuestro cuerpo para resistir a las bajas temperatura. Se pueden combinar entre ellos o asociar a proteínas o hidratos de carbonos para una comida más completa.

Legumbres, ¡qué rrrricos! Entran de cabeza en la categoría de alimentos para combatir el frío, y de hecho deberíamos consumirlos un par de veces por semana. Al ser platos de cuchara, nos ayudan a entrar en calor pero además las legumbres contienen un montón de vitaminas y minerales perfectos para que nuestro cuerpo consiga almacenar mejor el calor.

Jengibre: Esta raíz tradicionalmente empleada en los postres tiene propiedades antiinflamatorias. Podemos añadirla a postres e infusiones, pero también a platos salados, aunque tiene un sabor muy fuerte, por lo que es aconsejable empezar a consumirlo poco a poco para acostumbrarnos.