Una fecha tan señalada como San Valentín bien merece un pequeño esfuerzo en la cocina para preparar un plato especial. Una receta elaborada, pero que no resulta nada complicada de realizar, son las berenjenas rellenas de carne. Solo tendrás que dedicar un poquito de tiempo para preparar el relleno, pero el resultado valdrá la pena:  ¡una combinación de sabores y texturas de lo más interesante!

Ingredientes

  • 2 berenjenas grandes
  • 500 g. de carne picada de ternera
  • 1/2 Cebolla
  • 2 Dientes de ajo
  • 1 Pimiento verde
  • Un vasito de vino blanco
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva
  • Queso rallado

Elaboración

Primero lavamos bien las berenjenas y las partimos en dos mitades, cortándolas a lo largo. Cuando estén partidas, realiza unos cortes en forma de rombo en la parte central de la berenjena, y otros cortes delimitando el contorno, para que después resulte más fácil retirar su carne. Añade un poco de sal a las berenjenas y pon las mitades en el horno a 170 ºC, con calor arriba y abajo, durante unos 15 minutos.

Una vez cocidas las berenjenas, hay que sacar su carne del interior con la ayuda de una cuchara y un cuchillo de punta redonda (para evitar rasgar la piel que luego usaremos como recipiente). Aprovecharemos esta carne para el relleno, que prepararemos mientras las berenjenas estén en el horno.

Para el relleno de las berenjenas, pon una sartén al fuego con un chorro de aceite y añade la cebolla junto con el ajo, todo cortado en trozos muy pequeños. Después añade el pimiento verde troceado y la carne picada, salpimentada al gusto. Por último, añade la carne de la berenjena que hemos sacado con anterioridad. Echa el vasito de vino blanco y mézclalo todo para que coja sabor.

El siguiente paso es rellenar la piel de la berenjena con la carne picada. Después añade el queso rallado por encima y mete las berenjenas preparadas en el horno en modo grill. Deja hasta que el queso quede tostado y las berenjenas rellenas de carne estarán listas. ¡Disfrútalas!