Las judías verdes pertenecen a la familia de las leguminosas. Aunque podemos encontrarlas en el mercado durante todo el año, el mejor momento para consumirlas es durante los meses de primavera y verano. Las judías frescas presentan un color verde vivo y brillante, y tienen una forma alargada que puede ser cilíndrica o aplanada. Al comprarlas, fíjate que tengan un aspecto regular y no serán muy duras al tacto.

Propiedades de las judías

  • Aportan una cantidad de grasas y calorías muy bajas, ya que en su composición hay un alto porcentaje de agua. Cien gramos de judías contienen únicamente 30 calorías, de ahí que nos ayuden a perder o mantener nuestro peso.
  • Son una gran fuente de minerales como el calcio, potasio, fósforo y magnesio. Además, también aportan vitaminas B2, B9 y C.
  • Su alto contenido en fibra contribuye a mejorar el tránsito intestinal, ayudando a las personas que sufren estreñimiento, y a rebajar los niveles de colesterol.
  • Sus nutrientes antioxidantes contribuyen a bloquear la acción de los radicales libes, previniendo enfermedades degenerativas y cardiovasculares.
  • Son un alimento depurativo y diurético que nos ayuda a mejorar la retención de líquidos y favorece la eliminación de las toxinas acumuladas.

Las judías en la cocina

La versatilidad de este alimento nos invita a prepararlo de maneras muy variadas y a experimentar diferentes posibilidades. La judía verde es muy poco exigente en la cocina, pues con lavarla y cortarle las puntas puede disfrutarse hervidas en su punto con solo unos minutos de cocción. Con un chorrito de aceite de oliva, una sencilla vinagreta o una mayonesa ya la tenemos vestida para acompañar cualquier menú o servirla como plato principal.

Otra opción muy sabrosa son los salteados, que pueden realizarse en un wok o a la manera tradicional. También puedes prepararlas en una original tortilla. Y, en verano, también podemos tomarlas en ensalada.

De todas maneras, si no tienes tiempo o ganas de cocinar, Tento ofrece varios platos elaborados con judías, por ejemplo, judías verdes con jamón y pimentón o la merluza con brócoli, zanahoria y judías.