La bicicleta elíptica o crosstrainer es una de las estaciones cardiovasculares más populares de los gimnasios. Algunos la usan para calentar antes de realizar una rutina de ejercicios, mientras que otros la usan para realizar un entreno que mejore su capacidad aeróbica y les ayude a quemar grasas. De hecho, la elíptica resulta de gran ayuda si lo que queremos es perder peso, ya que es una de las máquinas que permite quemar más grasas en comparación con otros aparatos similares. Pero ¿sabes cómo quemar más calorías en la elíptica? Estas son tres claves que harán que mejores tu rendimiento.

Consejos para quemar más calorías

Trabaja alternando el ritmo: lo más efectivo es no mantener un ritmo constante durante todo el entrenamiento, sino trabajar con intervalos de alta intensidad. Este entrenamiento, conocido como HIIT (High Intensity Interval Training), es un sistema basado en periodos repetidos de ejercicio de alta intensidad, desarrollados a la máxima velocidad o potencia, intercalados con periodos de ejercicio de baja intensidad o reposo absoluto. Por lo que respecta a sus beneficios, el entrenamiento HIIT supone un trabajo más exigente para las capacidades cardiorespiratorias, mejorando nuestra resistencia de forma notable. Además, numerosos estudios han demostrado su eficacia de cara a la pérdida de peso de manera eficiente y efectiva. Así pues, incorpora este sistema en tu rutina habitual, ejercitándote alternando 2 minutos a una intensidad moderada, seguidos de 30 segundos en sprint. Entrena combina estas intensidades durante un máximo de 20 minutos y ¡sorpréndete con los resultados!

Esfuérzate en cada movimiento: la clave para optimizar tu entrenamiento en la elíptica es el movimiento de tus brazos. No dejes que sea la inercia la que los mueva, sostén con fuerza los manillares y esfuérzate para marcar el ritmo en cada movimiento. Mantén una postura erguida y el abdomen contraído, así fortalecerás también tu core. Recuerda que cuantos más músculos estén implicados en el ejercicio, más calorías quemarás.

Acaba tu entrenamiento en la elíptica: empieza tu entrenamiento con una rutina de ejercicios de tonificación y acábalo en la elíptica. Los ejercicios de musculación te ayudarán a agotar el glucógeno de tus músculos, así pues, la mayoría de calorías que quemes en la elíptica serán directamente de las grasas.

Seguro que estos consejos te ayudan a mejorar el rendimiento de tus entrenamientos para que obtengas resultados efectivos en el menor tiempo posible.