El calabacín es una hortaliza que pertenece a la misma especie que la calabaza. De esta hortaliza se aprovecha prácticamente todo, ya que se come tanto su fruto, como sus flores. Seguramente por ello, el calabacín ofrece muchas posibilidades en la cocina, ya que pueden prepararse recetas muy variadas utilizándolo como ingrediente principal, o para ricos acompañamientos.

El verano es la temporada de esta hortaliza, un alimento muy saludable y con grandes beneficios para nuestra salud. Descúbrelos todos y disfruta de este sano y nutritivo alimento.

Vitaminas:

El calabacín destaca por su alto contenido en Vitamina C siempre que se consuma crudo o ligeramente cocido al vapor. Un calabacín mediano crudo aporta el 60% de las necesidades diarias. Además, también es significativa la presencia de Vitamina B, necesaria para la obtención de energía.

Minerales:

Esta hortaliza contiene una gran cantidad de potasio, un mineral que contribuye a regular la tensión arterial. Además, también proporciona tres minerales esenciales para el buen estado de los huesos: el calcio, el fósforo y el magnesio. Otro mineral presente en este alimento es el hierro. Con un calabacín puedes cubrir el 25% de las necesidades diarias.

Fibra:

En comparación con otras hortalizas, el calabacín aporta una proporción un poco menor de fibra. Aun así, es muy rica en mucílagos, unos compuestos que protegen la mucosa del sistema digestivo y favorecen la flora intestinal.

Beneficios del calabacín:

La composición del calabacín hace que sea un ingrediente ideal para persona con problemas digestivos, estreñimiento o retención de líquidos.

Esta hortaliza tiene un efecto diurético, ya que es un alimento rico en potasio, favoreciendo el aumento de la producción de orina y estimulando la eliminación de otros líquidos.

Por su contenido en mucílagos, el calabacín favorece la digestión y el tránsito intestinal. Además, ayuda a prevenir y mejorar los problemas de estreñimiento por su ligero efecto laxante.

Su aportación de fibra hace que el calabacín sea un alimento ideal para la absorción de grasas y azúcares, regulando la presencia de estos ingredientes en el intestino. También es un alimento muy recomendado para cuidar el corazón.

Para los días que no tengas tiempo de cocinar, o no te apetezca, en Tento encontrarás platos elaborados con esta hortaliza como la “Tortilla de calabacín y cebolla”.