El dolor de cabeza puede aparecer en cuando menos te lo esperas y estropearte los planes que tenías previstos o hacer que tu día sea más complicado. Muchas personas sufren migrañas y pueden experimentar dolores muy fuertes. Por eso, te dejamos con algunas recomendaciones que pueden ayudarte a sobrellevar un episodio de dolor de cabeza.

Olores

Está demostrado que la lavanda, el romero y la menta y su especial olor pueden ayudarte a pasar un poco mejor el dolor de cabeza. Prueba, por ejemplo, con los aceites esenciales de estas tres plantas.

Presiona

La presión en ciertos puntos de la cabeza pueden ayudarte a liberar tensión. El estrés es una de las principales causas del color de cabeza, ya que provoca tensión muscular y hace que los nervios se compriman y la circulación sanguínea empeore. Y es cuando aparece el dolor de cabeza.

Presiona con tus pulgares haciendo redondas en la base del cráneo, a lado y lado de la columna. También puedes colocar el dedo índice por encima del puente de la nariz y apretar suavemente esta zona del entrecejo.

Camina

Muchos expertos recomiendan salir a caminar cuándo empiezas a notar los síntomas del dolor de cabeza. Es una buena manera de relajarnos y dejar de pensar en la rutina e incluso, en el propio dolor.

Date una ducha

Se recomienda poner bolsas frías en la cabeza o bien, darse una buena ducha para ayudar a aliviar el dolor de cabeza.

Evitar algunos alimentos

Algunas investigaciones sugieren que hay algunos alimentos que pueden ser una de las causas de los dolores de cabeza. Estos son los que contienen grandes cantidades de una clase de sustancias llamadas aminas biógenas. Dos de estas aminas, la tiramina y la histamina, son las más peligrosas y se encuentran en: carnes procesadas, conservas y productos ahumados, cacahuetes, aguacates, bebidas alcohólicas, marisco y quesos.

Consejos para prevenir el dolor de cabeza

La mayoría de los factores que causan dolor de cabeza no se pueden controlar, pero si que se puede hacer una prevención con algunas rutinas. Un mal descanso continuado es uno de los factores más frecuentes. Intenta seguir rutinas a nivel de horarios y sueño. Además, intenta realizar ejercicio aérobico para desestresarte de manera semanal y pon filtros ante los estímulos que pueden desencadenar el dolor de cabeza, como la luz o el sonido.