No es extraño sentir tristeza cuando hay que dejar el tiempo libre, las comidas en familia, levantarse sin despertador, las escapadas con amigos, las cenas que acaban de madrugada… para volver al trabajo y a las obligaciones diarias. Pero, más allá de esta añoranza que sentimos por los días de ocio sin obligaciones, hay personas a quién esta vuelta a la rutina les afecta de manera considerable. Son aquellas que padecen el conocido como “síndrome postvacacional”.

El síndrome postvacacional puede definirse como el estado que se produce en el trabajador al fracasar el proceso de adaptación entre un periodo de vacaciones y la vuelta a la vida activa, produciendo molestias que le hacen responder a sus actividades rutinarias con menor rendimiento.

El síndrome postvacacional puede causar falta de apetito, somnolencia, falta de concentración, taquicardia, dolores musculares, molestias en el estómago, sensación de falta de aire e insomnio. También puede provocar irritabilidad, nerviosismo, inquietud, tristeza, melancolía o indiferencia. En definitiva, genera un estado de malestar genérico con síntomas tanto psíquicos como físicos.

Claves para superar el síndrome postvacacional

> Corta los pensamientos negativos sobre el regreso al trabajo y crea pensamientos agradables para enfocar tu atención en las cosas positivas que tiene la vuelta a la rutina habitual.

> Si te lo puedes organizar, no hagas un regreso brusco. Intenta volver uno o dos días antes a casa, para ir preparando la vuelta al trabajo, al orden y a la organización habitual de tu hogar.

> Trata de buscar proyectos e ilusiones nuevas para el nuevo curso, fuera del área laboral, como comenzar alguna actividad te guste o desarrollar una afición.

> No dejes solo para las vacaciones todo aquello que te resulta gratificante. Busca tiempo para dedicártelo a ti mismo y para hacer aquello que te hace feliz durante todo el año.

> Piensa en una próxima escapada. Tener un objetivo hará que todo sea mucho más fácil.

En definitiva, ya que volver al trabajo no es una opción sino una obligación, trata de estar alegre y ser positivo.