Durante el periodo estival nuestra piel está expuesta a factores externos -como el sol y el salitre- y solemos descuidar un poco nuestra alimentación –con comidas más copiosas y calóricas, además de un mayor consumo de alcohol-, por lo que nuestra piel se resiente de ello. Tanto los factores meteorológicos como la dieta inciden de manera directa en el aspecto del cutis, por ello, debemos tenerlos en cuenta si queremos cuidar nuestra piel.

Además de proteger la piel usando siempre crema solar -no solo cuando vamos a la playa- e hidratándola con una crema apropiada, la alimentación juega un papel muy importante en el aspecto de la piel. Estos son los alimentos que deberías incluir en tu dieta para cuidar y proteger tu piel desde el interior.

Verduras de hoja verde

Acelgas, espinacas, col… contienen una importante cantidad de vitamina E, que protege a las células frente a la oxidación. Cocínalas con poca agua y durante el menor tiempo posible, y añádeles un chorrito de aceite de oliva para potenciar, todavía más, sus propiedades.

Frutos secos

Los frutos secos son un gran aporte de vitamina E, que ayuda a reducir la oxidación celular y a combatir los signos de la edad.

Pimiento rojo

Es el alimento con más contenido de vitamina C, que resulta indispensable para la formación del colágeno, proteína que sostiene la piel.

Cítricos

Naranja, limón, pomelo… son una gran fuente de vitamina C, considerada un potente antioxidante que interviene en la formación de colágeno, una proteína que favorece que la piel mantenga su firmeza y elasticidad.

Frutos rojos

Fresas, moras, frambuesas, arándanos… aportan vitamina C y flavonoides, lo que les otorga propiedades antioxidantes que evitan la destrucción celular y el envejecimiento prematuro.

Zanahoria

La zanahoria es una rica fuente de betacaroteno, un precursor de la vitamina A que contribuye a reducir la flacidez de la piel y las arrugas. Otras frutas y verduras de color amarillo intenso y naranja -calabaza, mango, melocotón, albaricoque- son imprescindibles para la renovación escolar.

Tomate

Se trata del alimento con mayor concentración de licopeno, una sustancia que protege a las células frente a los daños derivados de la acción de los radicales libres. Los tomates maduros son los que aportan mayor cantidad de licopeno, especialmente si se come cocinado.