La calabaza es uno de los símbolos de otoño, no solo por la creciente popularización de la fiesta de Halloween, sino por que es una de las horatlizas más completas y saludables del mercado. Compuesta por un 90% de agua, la calabaza resulta un alimento ideal para la gente que quiere adelgazar o, simplemente, para mantener nuestro peso. En su composición destaca la presencia de vitaminas y minerales como el potasio, el calcio, el hierro o el zinc, entre otros. También tiene especial importancia su alto contenido de betacarotenos -que le aportan su color anaranjado- y de ácido fólico y oleigo, por mencionar algunos.

Propiedades y beneficios de la calabaza

Esta rica mezcla de nutrientes hacen de la calabaza un alimento con numerosas propiedades y beneficios para nuestro organismo:

> Es rica en fibra, lo que ayuda a controlar el apetito, además de mejorar la digestión y el tránsito intestinal.

> Es una gran fuente de potasio, el cual ayuda a regular la presión arterial. Por ello, la calabaza es un buen alimento para aquellas personas que sufren de hipertensión.

> Gracias al alto contenido de minerales como el potasio, la calabaza se ha convertido en un aliado poderoso en la lucha contra la retención de líquido o los edemas. El potasio ayuda a que se estimulen los procesos involucrados en la producción y expulsión de orina, por donde también eliminamos muchas toxinas almacenadas en el cuerpo.

> La calabaza es capaz de regular el nivel de glucosa en sangre, entorpeciendo la aparición de desequilibrios como la diabetes o la hipoglucemia.

> Su alto contenido en vitamina A es esencial para la salud visual, ya que ayuda a prevenir las enfermedades degenerativas de la vista.

Las semillas de calabaza

La calabaza es un vegetal del que se aprovecha todo, también sus semillas que constituyen un complemento de lo más nutritivo y beneficioso para la salud. Crudas y secas, las semillas constituyen un sano tentempié. Entre sus minerales sobresale el magnesio, importante para los sistemas cardiovascular y nervioso. Su riqueza en zinc mantiene en buen estado el sistema inmunitario y previene los resfriados, la fatiga crónica o la depresión. Destacar, también, su efecto antiinflamatorio, su eficacia contra los síntomas de la menopausia o su alto contenido en triptófano, que nos ayudará a descansar plácidamente.

La calabaza en la cocina

La calabaza es una horatliza muy versátil con el que podemos preparar todo tipo de recetas; desde las más habituales -como la crema de calabaza- hasta otras creaciones más creativas como los nuggets, los buñuelos o la mermelada de calabaza.

Incluye algunos de estos platos en tu dieta para que sea lo más rica y variada posible.