Practicar deporte junto a nuestra mascota es un hábito que cada día gana más adeptos, debido a los múltiples beneficios que aporta para ambas partes. Realizar ejercicio físico de manera regular nos ayuda a mantenernos en forma, cuidar nuestro peso, conservar nuestra fuerza, agilidad y flexibilidad, además de favorecer el bienestar emocional, controlando el nivel de estrés y ansiedad.

Así pues, nada mejor que practicar deporte con tu mascota para compartir un agradable rato juntos y favorecer su bienestar. La condición física, la raza, o la edad son algunas de las variantes a tener en cuenta para elegir el deporte que mejor se adapte a nuestra mascota. Por ello, puedes consultar con un especialista para saber cuál es la mejor opción en tu caso.

Estos son algunos de los deportes más habituales y más populares para realizar junto a tu perro.

Canicross

Este deporte consiste en correr al aire libre con nuestro perro atado a la cintura. Para realizarlo sin riesgo de lesiones, es importante practicar el canicross con un arnés especial y con un cinturón ancho para el corredor que asegura la amortización y evita tirones en la espalda.

Agility

Está modalidad deportiva consiste en un circuito de obstáculos que nuestro perro tendrá que superar con la ayuda de nuestras indicaciones. Además de mantener la forma física, esta disciplina también favorece el desarrollo de la destreza, disciplina, concentración y obediencia del perro. Es un deporte ideal para practicarlo en cualquier parte, ya que os podéis montar sin gran dificultad un circuito sencillo en el parque o en el jardín.

Natación

Este deporte es ideal para mejorar la coordinación. Además, resulta una buena elección para aquellas mascotas con sobrepeso o con problemas de espalda. De todas maneras, algunos perros no reaccionan muy bien al agua. Si este es el caso de tu perro, mejor no le obligues a mojarse.

Disc Dog

Es la versión sofisticada del tradicional lanzamiento de pelota o de palo. Lo interesante de practicar este deporte con un disc dog o frisbee, es que este vuela de una manera especial y suele ir más lejos. De esta manera, las carreras de tu perro resultaran más intensas. Con la práctica podemos ir complicando este jugo y realizar acrobacias intentando que nuestro perro alcance el frisebee en pleno vuelo.

Doga

Los más atrevidos también pueden intentar el doga, nombre surgido de las palabras ‘dog’ y ‘yoga’. Así pues, como su nombre indica, se trata de realizar asanas de yoga junto a nuestro perro. Con esta práctica conseguiremos rebajar los problemas de estrés, ansiedad e hiperactividad.

Más allá de nuestros gustos, y de los de cada mascota, es innegable que realizar ejercicio físico le aporta bienestar a cuerpo y mente. Así que quítate la pereza de encima y empieza a practicarlo.