Por bienestar emocional entendemos aquel estado de ánimo en el que nos sentimos bien, tranquilos y capaces de controlar nuestras emociones para afrontar los retos del día a día, siendo la base para conseguir una vida sana, plena y feliz. Para logar este bienestar emocional tenemos que ser capaces de conseguir un equilibrio en todos los aspectos de nuestra vida: física, mental, emocional y espiritual. Este equilibrio nos permitirá disfrutar de la vida a la vez que afrontamos los contratiempos que se nos presentan.

Claves va disfrutar de bienestar emocional

> Alimentación sana y equilibrada
> Nutrir la mente de manera positiva
> Vivir el presente
> Organizarse el tiempo
> Relajarse
> Dormir bien
> Realizar actividad física
> Disfrutar de la compañía de seres queridos

Las emociones

Son el elemento clave que nos permitirán gozar de una buena salud emocional. Se conoce entiende por ‘emoción’ una compleja combinación entre lo que percibes, cómo reacciona tu cuerpo y lo que te motiva a actuar. Todo ello produce en las personas un estado psicológico global que puede ser positivo o negativo, de poca o mucha intensidad y de corta o larga duración. Su función es la de informarnos acerca de lo que nos rodea y de nosotros mismos para poder adaptarnos al entorno. También aportan información sobre nuestras metas y prioridades e impulsándonos para actuar. A grandes rasgos podemos diferenciar entre seis emociones que condicionan nuestro estado de ánimo: alegría, tristeza, miedo, ira, sorpresa y asco.

El estrés, nuestro principal enemigo

El estrés es un proceso que se origina cuando las demandas del entorno superan nuestra capacidad para hacerles frente. Esto origina cambios en nuestro organismo a nivel biológico y psicológico que, a su vez, podrían favorecer la aparición de ciertas patologías. Cuando padecemos estrés nuestro organismo genera niveles elevados de una hormona llamada cortisol. Esto puede provocar efectos beneficiosos para actuar adecuadamente ante situaciones de emergencia. Sin embargo, un estado de estrés mantenido en el tiempo, puede ser perjudicial para el cerebro ya que puede causar daños en el hipocampo, además de provocar problemas digestivos, de sueño, deshidratación de la piel y cambios en el estado de ánimo y en el humor.

La importancia del sueño reparador

Otro de los elementos claves para poder disfrutar del bienestar emocional es tener un sueño reparador, es decir, aquel sueño que nos permite levantarnos descansados y renovados. Estos son algunos trucos que te permitirán conseguir un sueño de calidad.

Relaciones sociales

Además de cuidarte a ti mismo, es importante cuidar las relaciones con los que nos rodean. Compartir las cosas del día a día con personas de confianza nos ayuda a encontrar soluciones a nuestros problemas o a disfrutar de nuestras alegrías. Por ello, es recomendable dedicar tiempo de calidad a familiares y amigos.

Estas claves te ayudarán a conseguir el deseado -y necesario- bienestar emocional, básico para lograr una vida sana y estable. Mejora aquellos aspectos que todavía no estén en sintonía con este equilibrio y mantén aquellos que ya te aportan paz y armonía. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.