Las naranjas son una rica fuente de vitamina C, ideal para reforzar nuestras defensas y mantenernos en plena forma, sobre todo, ahora que el frío ya se deja notar. Así pues, comer naranjas es muy aconsejable para nuestra salud, además de ser una fruta deliciosa que se encuentra en su mejor momento. Per no hace falta que te tomes la fruta siempre igual, pelada y cortada. Por ello, te proponemos esta crema de naranja, una receta fácil y original, para sorprender a tus familiares y amigos.

Ingredientes:

5 naranjas
1 limón
2 yemas de huevo
40g de azúcar
30g de harina de maíz

Elaboración:

Empezamos exprimiendo el limón y las naranjas para obtener su jugo. Si quieres que la crema quede muy fina, puedes pasar el zumo por el colador. Seguimos batiendo las yemas con el azúcar en un bol. Las varillas eléctricas nos permitirán crear una crema que deberá doblar su tamaño.

Disolvemos la maicena con un poco de zumo intentado que quede bien integrada en el zumo, para evitar que se creen grumos.

Ponemos el zumo a calentar en un cazo y, cuando haya adquirido una cierta temperatura, añadimos las yemas y el azúcar. Es importante ir removiendo enérgicamente la mezcla para evitar que las yemas se cuajen.

Añadimos el zumo con la maicena a la mezcla. A partir de este momento notaremos que empezará a espesar de forma más rápida. Cuando la crema adquiera la textura adecuada, ligera y homogénea, la retiraremos del fuego.

Servimos en vasitos individuales y los dejamos en la nevera unos minutos para que esté más fresca. Podemos decorar a nuestro gusto, por ejemplo, con un poco de mermelada o unos chips de chocolate.

Anímate a probar esta crema de naranja, un postre refrescante, ligero y saludable. ¡Te encantará!