España es uno de los mayores consumidores de kiwi de Europa, con casi 2,7 kilos por persona y año. Un producto que tiene su origen en China, pero que en España se cultiva desde los años ‘70. El noreste de la Península es la zona donde se producen más kiwis de todo el país y, en concreto, en Galicia donde se producen aproximadamente el 65% de los kiwis nacionales.

Propiedades nutritivas

A pesar de que su aspecto externo pueda resultar poco atractivo, se trata de una fruta muy sabrosa, con grandes propiedades nutritivas y muy saludable. Su principal componente es el agua y, por su cantidad de hidratos de carbono, su aporte calórico es moderado. Destaca su contenido en vitamina C y vitaminas del grupo B, entre ellas el ácido fólico. También es rico en minerales como el potasio, el magnesio y la fibra, que mejora el tránsito intestinal. La vitamina C interviene en la formación de colágeno y favorece la absorción del hierro de los alimentos. Por su parte, el ácido fólico colabora en la formación anticuerpos del sistema inmunológico. El magnesio se relaciona con el funcionamiento del intestino, la musculatura, mejora la inmunidad y posee un suave efecto laxante. El potasio es necesario para la actividad muscular normal.

Propiedades para la salud

> Reduce el estrés y los nervios
Gracias a su gran cantidad de Vitamina C, puede evitar el nerviosismo y la ansiedad, y también favorece la reducción del estrés.

> Disminuye el estreñimiento
El kiwi es una fruta rica en fibra soluble, por lo que ayuda a la digestión y mejora el tránsito intestinal. También es un buen aliado para prevenir el estreñimiento.

> Ayuda a adelgazar
Tiene un gran porcentaje de agua y un nivel calórico intermedio, lo que permite sentirse más saciado y ayuda a perder peso. Esta fruta es un importante diurético, así que también ayuda a eliminar la retención de líquidos.

> Mejora la circulación de la sangre
Gracias a su contenido en vitamina E y ácidos grasos omega 3 y 6, el kiwi fluidifica la sangre y mejora el estado general de las arterias, evitando la formación de trombos o coágulos en los vasos sanguíneos.

> Favorece el sistema inmunitario
La gran cantidad de ácido fólico, sumado a la vitamina C, ayuda a prevenir los resfriados y a subir las defensas. Ambos nutrientes estimulan la producción de glóbulos rojos y blancos, así como anticuerpos, que funcionan como barrera para los resfriados y la gripe.

> Combate la anemia
Otro beneficio que aporta su vitamina C es el aumento de la absorción del hierro de los alimentos que consumimos. Por eso, su consumo está especialmente recomendado entre las mujeres embarazadas o las personas con anemia ferropénica.

¿Qué kiwi debo comprar?

A la hora de comprar esta fruta, hay que descartar los kiwis muy blandos o dañados y seleccionar ejemplares intactos y sin manchas. En un lugar fresco, el kiwi puede conservarse durante varios días, siempre que esté protegido contra la deshidratación.