La alimentación ha vivido grandes cambios a lo largo de los últimos años. Uno de los cambios más destacados de la dieta de muchos españoles es la reducción del consumo de carne. Una corriente en alza si tenemos en cuenta las cifras de varios estudios, entre ellos los del Ministerio de Agricultura, según el cual, el 2017 se consumió un 5% menos de carne que el año anterior.

Motivos éticos y de carácter animalista, la protección del medio ambiente o el interés por llevar una alimentación saludable son algunos de las razones por las cuales, cada vez más gente, se inclina por aumentar el consumo de alimentos de procedencia vegetal. Para llevar una dieta equilibrada, es necesario que esta contenga proteínas, hidratos de carbono y grasas, pero no es necesario que nuestra fuente de nutrientes sea siempre animal. Aumenta el consumo de proteína vegetal con estos alimentos.

Tofu

Tiene 9 gramos de proteína pura por cada ración y sin apenas grasas, por lo que se ha convertido en uno de los ingredientes básicos en las dietas veganas. Además, está libre de colesterol y, gracias a que es rico en ácido linoléico, permite eliminar los depósitos de colesterol que pueda haber en el organismo.

Brócoli

Con 3 gramos de proteína por cada ración, el brócoli es uno de los vegetales más proteícos de nuestra cocina. El 20 % de calorías de este vegetal son proteína. Además, es rico en vitamina K, vitamina C, fibra y potasio.

Legumbres

Las legumbres son un alimento esencial para cuidar de nuestra salud. Están llenas de nutrientes y tienen un alto contenido de proteínas. Además, las legumbres son bajas en grasa y ricas en fibra soluble, por lo que podemos decir que son una buena opción a la hora de reducir el colesterol y ayudar a controlar el azúcar en la sangre.

Quinoa

La quinoa es una semilla con características únicas, ya que también puede consumirse como un cereal, por eso, también se conoce como pseudocereal. La quinoa provee la mayor parte de sus calorías en forma de hidratos complejos, pero también aporta cerca de 16 gramos de proteínas por cada 100 gramos y unos 6 gramos de grasas en igual cantidad de alimento. Si comparamos la quinoa con la mayor parte de los cereales, ésta contiene muchas más proteínas y grasas, aunque éstas últimas son en su mayoría insaturadas, destacándose la presencia de ácidos omega 6 y omega 3.

Frutos secos

Los frutos secos son una excelente fuente de nutrientes esenciales y tienen un elevado contenido de proteínas, antioxidantes, fibra, minerales y vitaminas B y E. Sus propiedades nutricionales son tales que la OMS recomienda su inclusión en el marco de una dieta saludable y la Federación Española del Corazón aconseja ingerir 50 gramos diarios de frutos secos.