Beber agua e hidratarse es muy importante para mantener sano el organismo. Nuestro cuerpo está compuesto de un 60-70% de agua y es por eso que debemos mantener ese nivel de hidratación.

¿Cuánta cantidad de agua al día se debe beber? El cuerpo es sabio y te pide beber agua, aunque si eres consciente de que no estás tomando la cantidad que tu cuerpo necesita, te recomendamos que tomes conciencia y te obligues a ir bebiendo durante todo el día. No hay una cantidad perfecta establecida, hay quiénes recomiendan un litro, dos, tres… Pero cada cuerpo es un mundo y cada persona es distinta. Entonces, ¿cómo puedes saber si estás bebiendo suficiente agua?

Estos son algunos síntomas que podrían indicar que no bebes suficiente agua:

Sequedad en la piel

Si, aunque nos pongamos cremas hidratantes, no logramos dejar atrás la sequedad de la piel, podría ser un signo de que debes tomar más agua ya que el cuerpo, al estar deshidratado, no cumple con la función de humedecer el cutis de forma natural.

Dolor de cabeza

La deshidratación puede provocar desde leves dolores de cabeza hasta fuertes migrañas. Eso es debido a que el cuerpo necesita de un equilibrio entre los líquidos que gana y los que pierde en un día. Perdemos líquido con el sudor y la orina y si no bebemos suficiente agua, este líquido no se recupera y por tanto pueden empezar los dolores de cabeza.

Fatiga

No consumir suficiente agua puede ocasionar fatiga y cansancio ya que, al faltarnos esta importante sustancia para el cuerpo, las células desaceleran sus actividades y generan menos energía. Por tanto, la persona puede sufrir cansancio e incluso somnolencia.

Boca seca

El principal problema de la sequedad bucal suele ir ligado a la falta de agua, labios secos y agrietados, dificultad para masticar, tragar o saborear, sensación de lengua seca o áspera. Frente a estos síntomas lo primero que se debe hacer es tomar un buen vaso de agua.

 

Con el ajetreo del día a día poco tiempo nos queda para nosotros mismos y eso nos lleva a comer a deshora, dormir pocas horas, acumular estrés y con todo este caos se nos puede olvidar beber agua. Así que ahora que ya sabes cuáles son los principales síntomas que podrían indicar que no bebes suficiente agua, te retamos a que tomes conciencia de la importancia que tiene y empieces a hacerlo. ¡Te sentirás mucho mejor!