La cena es un factor condicionante en la calidad del sueño. Si queremos disfrutar de un sueño reparador, es básico cenar ligero, por eso es preciso evitar cualquier alimento frito o con un alto contenido en grasa, así como los refrescos y bebidas con cafeína. Lo más importante es consumir alimentos de fácil digestión y evitar otros alimentos que pueden dificultar nuestro descanso. Estos son algunos alimentos que debes evitar antes de ir a dormir:

Lechuga

La lechuga es un alimento que para muchas personas puede resultar indigesto. Además, tiene un alto contenido en fibra indisoluble y puede hacer que tengamos gases e hinchazón abdominal. Las ensaladas son un plato muy consumido por la noche, por lo que es preferible adaptar nuestra receta y hacerlas sin lechuga. Hay mil opciones diferentes: puedes preparar una ensalada de tomate, albahaca y queso fresco o si quieres algo más saciante puedes añadirle un poco de proteína cómo el atún. La ensalada de espinacas es otra buena opción.

Pasta y arroz

La pasta y el arroz son una muy buena fuente de carbohidratos para todas aquellas personas que practican deporte y llevan una vida muy activa. No obstante, para cenar no es necesario consumir grandes cantidades, ya que estaremos muchas horas inactivos. Los carbohidratos no son malos, pero también se pueden obtener de verduras y hortalizas y así aportaremos otros nutrientes al organismo.

Muchas personas se preparan un té pensando que al ser una bebida caliente les relajará y se lo toma a modo de infusión, pero no debemos confundir los tés con infusiones. Una manzanilla, una tila o una infusión de pasiflora te va a relajar debido a las propiedades tranquilizantes de estas plantas, pero el té verde, negro o rojo -por ejemplo- contienen teína y eso hará que tu organismo se active.

Alimentos picantes

Los alimentos picantes como la guindilla pueden provocar inflamación e irritación durante la digestión y entonces es cuando pueden aparecer los molestos gases y reflujos. Al organismo le cuesta más digerir por lo que se ralentiza el proceso y el cuerpo debe trabajar más horas, eso puede provocar interrupciones del sueño y, por tanto, que te despiertes varias veces por la noche.

Ultraprocesados

Los alimentos ultraprocesados y la comida fast food contienen grandes cantidades de aceite y grasa, pero también son ricos en sal y eso puede dificultar que tengamos un sueño continuado, ya que éste se puede ver interrumpido por la necesidad de beber agua a media noche.

Consejo

Adelantar la cena. Lo ideal es cenar dos horas antes de irse a dormir para tener tiempo de hacer la digestión.

Ahora que ya sabes que grupos de alimentos debes evitar, seguro que vas a conciliar el sueño de manera más rápida y más profunda. ¡Dulces sueños!