Las acelgas son un ingrediente que no puede faltar en nuestra dieta si queremos que sea equilibrada y saludable. Pero, más allá de hervidas, a veces no se nos ocurre ninguna manera original tomarlas y acabamos por no comerlas por sosas y aburridas. Para que esto no pase, te proponemos una receta sencilla para disfrutar de las acelgas con un sabor y una textura que te sorprenderán. ¡Toma nota!

Ingredientes:
200g de acelgas cocidas
25g de bacón
1 cebolla pequeña
50g de harina
1/2 cucharadita de levadura en polvo
1 huevo
2 cucharaditas de aceite
Una pizca de sal

Elaboración:
En primer lugar, cocemos las acelgas y las escurrimos bien, exprimiéndolas un poco con las manos para eliminar toda el agua sobrante. Paralelamente, hacemos un sofrito con la cebolla y el bacón bien troceados.

Cortamos las acelgas, añadimos la harina con la levadura en polvo y añadimos, también el sofrito. Por último, incorporamos el huevo y mezclamos bien todos los ingredientes. Con la masa resultante, formamos unas pequeñas bolitas.

Ponemos una sartén con aceite en el fuego y freímos los buñuelos con un fuego medio para que queden dorados, pero no se quemen. Los sacamos y dejamos reposar un momento en papel absorbente antes de servir.

 

Una manera de lo más creativa de tomar acelgas que resulta ideal para empezar a introducir este alimento en la dieta de los más pequeños de la casa.