Son muchas las personas que pasan la mayor parte del día -básicamente toda su jornada laboral- sentadas delante de un ordenador. Si a esto le sumamos posibles malas posturas, prisas, preocupaciones y estrés, es muy probable que el resultado sea la aparición de dolores cervicales y de espalda. Hay deportes que nos ayudarán a evitar estas molestias musculares, así como las contracturas. Para ello, es fundamental realizar una rutina que incorpore ejercicios específicos para la espalda y el core (parte abdominal).

Muchas veces, cuando estamos entrenando cometemos errores, sobre todo, en la adopción de malas posturas en algunos ejercicios. Por ello, es importante que nos dejemos asesorar por un profesional del fitness, para que nos indique qué deportes son los más adecuados para prevenir el dolor de espalda y cuello, y cómo debemos entrenar. Además, así evitaremos posibles lesiones.

Aunque cada persona es un mundo, en líneas generales, los mejores deportes para la espalda y las cervicales son estos:

Yoga

El yoga busca el control del cuerpo mediante la mente. A través de una serie de posturas conocidas como asanas, el yoga pretende que cuerpo y mente funcionen en sincronía. Es cierto que el fortalecimiento muscular que lograremos con el yoga es menor que con otras disciplinas, pero con la práctica de yoga estiramos las fibras musculares, activamos la circulación y mejora el estado general de nuestros músculos. Este deporte es una de las mejores maneras para relajarse, liberar tensiones y mejorar nuestra postura.

Pilates

Es uno de los mejores deportes para relajar la musculatura de la espalda y el cuello. En realidad, el pilates considera el cuerpo como un todo, por ello, a través de ejercicios que abarcan cuerpo y mente, trabajaremos y fortaleceremos la musculatura de todo el cuerpo. Esta disciplina persigue realizar un trabajo muscular intenso y preciso, tanto de los músculos externos, como de los músculos más internos y profundos.

TRX

El TRX es un deporte en el que se entrena con unas cintas ancladas a una estructura metálica. A través del peso del propio cuerpo, y con diferentes colocaciones, podemos trabajar toda la musculatura. A pesar de ser un deporte más intenso que los anteriores, es un ejercicio con poco riesgo de lesión ya que se realizan movimientos naturales del cuerpo y podemos regular la intensidad de los mismos tan solo variando la inclinación del cuerpo.

Natación

Es uno de los deportes más efectivos y populares para fortalecer no solo la espalda, sino todo el cuerpo. Una de las principales ventajas de este deporte es que se practica en el agua, un medio totalmente inofensivo para músculos y articulaciones, ya que no hay impacto. Vencer la resistencia que el agua ofrece a nuestra musculatura es la manera a través de la cual los trabajamos y fortalecemos. A pesar de ser un deporte con poco riesgo de lesiones, es importante tener presente la técnica para evitar cargar el cuello.

Trabajo de core

Ejercitar el core (zona media del cuerpo) es fundamental para conseguir una espalda y una musculatura abdominal más fuerte. El trabajo de core combina ejercicios funcionales con otros de específicos para fortalecer la zona media del cuerpo y proteger la espalda y las cervicales.

Estos cinco deportes nos ayudarán a tonificar la musculatura, evitando los dolores de espalda y cuello. Poco a poco verás como mejora tu forma física y te sientes mejor. Se constante en tus entrenos y notarás la diferencia.