Ya se sabe: la alimentación ayuda a reforzar el sistema inmune, la salud en general y propiciar un estado de ánimo positivo. Tomamos, por ejemplo, la vitamina C: si bien es bien conocido que los cítricos, naranjas, limones, lima, pero también kiwi, contienen esta vitamina tan necesaria para el organismo, hay muchos otros alimentos que la contienen. Hasta incluso en mayores cantidades que en los cítricos. Así, algo tan sencillo como el perejil, el bulbo de hinojo o el brócoli nos pueden aportar altas dosis de vitamina C. Y tenemos platos en Tento con estos super alimentos vegetales.

  • Perejil: constituye una de las fuentes más abundantes de vitamina C, calcio, hierro y vitamina A. Basta tomar 50 g de perejil fresco para cubrir las necesidades diarias de vitamina C, gran parte de las necesidades de vitamina A y bastante calcio. Destaca por sus propiedades diuréticas, digestivas, remineralizantes y como protector de los vasos sanguíneos.
  • Bulbo de hinojo: el hinojo es una poderosa planta medicinal que destaca por su fuerza para equilibrar las funciones del sistema digestivo, aunque también es expectorante y antiinflamatorio.
  • Brócoli: sus cualidades gastronómicas y los estudios que prueban sus beneficios para la salud lo han convertido en uno de los grandes emblemas de la alimentación sana moderna. Una ración de brécol cubre con creces las necesidades diarias de vitamina C de un adulto, ya que aporta casi el cuádruple de la que se necesita. También satisface enteramente los requerimientos diarios de ácido fólico y dos terceras partes de los de vitamina A.

Ten en cuenta que la vitamina C se necesita para el crecimiento y reparación de tejidos en todas las partes del cuerpo. Se utiliza para formar una proteína importante utilizada para producir la piel, los tendones, los ligamentos y los vasos sanguíneos, sanar heridas y formar tejido cicatricial. Es clave para el sistema inmunológico, ya que ayuda a prevenir infecciones y combatir enfermedades. Pero el cuerpo humano no la produce sola, de modo que debemos obtener este nutriente a través de la dieta diaria. Último consejo: además, ayuda a mantener el ánimo en alza y a la absorción del hierro. Tomarse un zumo de naranja después de comer un plato de lentejas nos ayudará a absorber el hierro de esta legumbre mucho mejor.