Reforzar nuestras defensas es clave en un momento como el actual, y una de las formas más sencillas de conseguir esto es tomando productos del mar. El pescado es uno de los alimentos más completos y su aporte nutricional es fundamental al aportar al organismo proteínas, aminoácidos esenciales para el metabolismo humano, minerales y vitaminas.

Todos los pescados, y especialmente los pescados azules, son un alimento rico en ácidos grasos Omega-3. La ingesta de ácidos grasos Omega-3 no sólo contribuye a reducir el colesterol y los triglicéridos, también al fortalecimiento del sistema inmune.

Salmón, atún, bonito, sardinas y otros pescados de ese tipo son ricos en zinc un elemento fundamental para la salud ya que ayuda al sistema inmunitario a combatir la invasión de virus y bacterias. Además, su aporte en ácidos grasos Omega-3, ayuda a combatir la artritis reumatoide, una dolencia que ocurre porque el sistema inmune ataca de forma inexplicable a una parte sana del cuerpo.

Los crustáceos no es un alimento en el que se piensa a priori para reforzar el sistema inmunológico, pero muchos aportan una considerable cantidad de zinc. Este componente es básico para que las células que regulan esa función actúen de la forma adecuada. El cangrejo, los mejillones, las almejas y la langosta son algunos de los que lo contienen en mayor medida. ¡Y además son un verdadero manjar!

Consulta la carta de platos de Tento que cuentan con estos productos ricos y deliciosos, haciendo clic aquí.