Con conceptos como saludable ocurre exactamente lo mismo que con otros como consumo responsable o moderado: cada consumidor hace su propia interpretación, de manera que lo que para unos es saludable para otros no lo es nada y lo que algunos consideran responsable haría llevar las manos a la cabeza a muchos otros. Pongamos un poco de orden en materia de alimentación saludable con este decálogo que se tiene que cumplir sí o sí si queremos ir por la vida presumiendo de healthies.

1- Lo ideal es llevar una dieta mediterránea equilibrada y variada, rica en frutas, verduras, hortalizas, legumbres, semillas y frutos secos, con un aporte también de lácteos, pescado, huevo y, en menor medida, carne (a poder ser blanca). Con los menús cotidianos de Tento, podrás gozar de una dieta sana, completa, equilibrada y fresca.

2- No cuentes ni calorías ni nutrientes: si comes bien conseguirás todos los nutrientes necesarios y la báscula ni lo notará.

3- Consume alimentos de temporada y proximidad en la medida de lo posible, una máxima que seguimos en Tento. Son más sostenibles, más económicos y están más buenos. ¿Se puede pedir más?

4- Evita el alcohol y el tabaco, y procura dormir bien.

5- Practica ejercicio con regularidad, mejor cuanto más frecuentemente e incluyendo siempre ejercicios de tonificación. Mejor media horita cada día que una paliza de tres horas en fin de semana.

6- Asegúrate de consumir las proteínas necesarias, a poder ser en cada comida: son el mejor alimento para tu masa muscular.

7- No hagas dieta por definición, a no ser que sea de forma controlada, temporal, bajo supervisión profesional y con un objetivo concreto. Vivir permanentemente a dieta no es nada recomendable, puesto que lo que hay que conseguir es tener una alimentación sana que nos permita compensar si un día nos pasamos y evitar el desgaste psíquico que supone vivir permanentemente a dieta.

8- No pases hambre ni te obligues a comer. Atrás quedó tanto el mito de las cinco comidas al día como el de saltarse algunas de ellas. Haz lo que te pida el cuerpo y se adapte mejor a tu rutina, siempre garantizando que al cabo del día la ingesta de nutrientes sea variada y completa.

9- Hidrátate. Ya sea con agua, té, infusiones, café, sopas, cremas, fruta o verdura. ¡Tu cuerpo no funcionará si no le das su dosis de líquido!

10- Regálate un caprichito de vez en cuando y no te sientas culpable por ello. ¡Estamos aquí para disfrutar!

Si quieres pedir platos de Tento, haz clic aquí:

https://pedidos.tento.es