¡¡Llega la nueva cosecha de frutos secos!! Y allá vamos que vamos a disfrutar de una mini delicatessen naturales y, además, llenas de beneficios para nuestra mente y cuerpo. ¿Cuáles son estos frutos secos ideales en otoño?

Por cierto, en los restaurantes Tento tenemos este plato muy completo, que os encantará:

1.Piñones.

¡Ais qué ricura! Delicadamente deliciosos, son una excelente fuente de minerales como magnesio, manganeso, hierro y zinc. Además, sabías que una ración de 30 gramos de piñones proporciona el 34% de la antioxidante vitamina E que se requiere al día y el 25% de la vitamina B1. Son deliciosas solas, empleadas en repostería o simplemente como toppings en yogures naturales. También los puedes emplear para dar vidilla a tus ensaladas.

2. Almendras.

Es la temporada ideal, ya que recién recogidas, son más tiernas y frescas, y, pues, sus beneficios están al máximo nivel. Son un excelente refuerzo de minerales, especialmente de calcio, magnesio y fósforo, ideal para cuidar los huesos. Su uso y consumo es infinito: solas, con dulces, en platos calientes o en ensaladas, ¡a disfrutarlas!

3. Pistachos. 

Un pequeño placer verde que, recomendamos, empleéis para tunear vuestras cremas de verduras porque aporta un toque exquisito a las mismas. Los pistachos, además, son ricos en cobre, que potencia la inmunidad. También abundan en proteínas, vitaminas B6 y B1, fósforo y manganeso.

4. Avellanas.

Imposible pasar por alto uno de los tesoros del mediterráneo. Las avellanas se distinguen en que son muy ricas en vitamina E y en grasas monoinsaturadas como las del aceite de oliva, que reducen el colesterol malo (LDL) y aumentan el bueno (HDL). Lo mejor es consumirlas crudas para gozar de todos sus beneficios.

5. Castañas.

¡La estrella de la temporada, sin duda! A cada cual su preferencia: en repostería, en platos de cuchara, estofadas, asadas o, incluso, en cremas vegetales. Son un gran aporte energético ya que solo 60 gramos de castaña proporciona 120 calorías.