El verano es para muchos la mejor época del año: sol, playa, buen tiempo, vacaciones… y ¡productos de temporada! Y no sólo nos referimos a alimentos, también a bebidas. Porque, ¿quién dijo que las comidas sólo se pueden acompañar con agua, refrescos, sangría, vino o cerveza?

Limonada

En vez de esperarte a tomarte el típico sorbete de limón de postre, prepara tu propia limonada. Es súper fácil de hacer y además favorecerás tu digestión desde el principio de la comida. Además, es muy refrescante, hidratante y tiene un potente efecto depurativo y fortalecedor del sistema inmunológico.

Té verde con menta

Si no aguantas el calor, esta bebida será tu aliada durante el mes de agosto. Al servirlo con hielo se multiplica el efecto refrescante de la menta, que entre otras cosas también evitará los molestos gases tras las comidas. El té verde por su parte, es muy beneficioso para nuestra piel por ser un formidable antioxidante natural y mejora la digestión.

Smoothies y mocktails de frutas y verduras

Sabrosos y altamente nutritivos son el complemento perfecto para una dieta equilibrada y saludable. Lo único por lo que te has de preocupar es escoger los alimentos en función del efecto que buscas (detox, saciante, relajante, estimulante…). También puedes añadirles hierbas y esencias para darles un toque personal.

Reinventa tus comidas y sorprende a tus invitados con estas propuestas de Tento.