Lo gastronómico es tendencia. Es un hecho. En las redes sociales las fotos que más popularidad tienen son las de comida, en televisión cada vez son más los programas relacionados con este ámbito y la nutrición es algo que cada vez preocupa a más personas en todo el mundo.

Como consecuencia directa de la globalización de este sector, nuestro vocabulario también se ha visto afectado. Seguro que has oído hablar alguna vez del concepto “foodie” o lo has leído en alguna publicación, pero ¿realmente sabemos lo que es?

Por definición, un ‘foodie’ es aquella persona que está a la última de todo lo relacionado con la comida: restaurantes, recetas y tendencias culinarias de moda… son en definitiva unos apasionados de la cocina. Pero este concepto no es nuevo, sino que surgió de la colaboración del periodista británico Paul Levy con Anna Barr y Mat Sloan en su libro ‘The official foodie handbook’, allá por la década de los 80, y su uso se extendió hasta el otro lado del charco, en Estados Unidos. En la actualidad, la popularidad de su alcance se ha ampliado, llegando a países como el nuestro.

Para que nos entendamos, un ‘foodie’ sería un gourmet amateur que gracias a internet ha visto la posibilidad de hacer de este hobby una forma de vida. Su carácter cercano y su voluntad por comunicar acercan a los comensales a recurrir a sus perfiles y blogs para estar al día de las novedades culinarias de su ciudad y del resto del mundo.

Ahora que ya sabes qué significa ser ‘foodie’ y si te sientes atraído por él entra en la red y adéntrate en este particular mundillo que no deja de sorprendernos con sus tendencias: desde un perrito ‘foodie’ que triunfa en Instagram al éxito del verano, la ‘marbacoa’ (barbacoas de pescado).