Siempre que se habla de la importancia de llevar una alimentación saludable aparece de por medio la dieta mediterránea. Sus incontables beneficios para nuestra salud la han convertido en uno de los referentes alimenticios mejor valorados y estudiados por expertos de todo el mundo. Pero, ¿sabemos realmente qué es la dieta mediterránea?

En su día os presentamos el decálogo de la dieta mediterránea, con las bases para adoptarla a nuestra alimentación con éxito, y también demostramos el efecto positivo que tiene esto sobre nuestra salud cardiovascular gracias al estudio Predimed. Y aunque ambas son muy relevantes, no resuelven esta duda.

Más allá de su valor alimenticio, la dieta mediterránea es una herencia, una tradición cultural originaria del sur de Europa que ha sobrevivido con el paso de las décadas y se ha asentado como referente nutricional no sólo por la variedad y la riqueza de productos, sino también por la forma en que se cocinan. En sus recetas predominan las grasas saludables procedentes del aceite de oliva, el pescado y los frutos secos y el consumo de frutas y verduras de temporada tanto como ingredientes principales como en guarnición.

Su interés cultural fue clave para que la UNESCO la declarara Patrimonio Inmaterial de la Humanidad en 2010 al afirmar que la dieta mediterránea “comprende un conjunto de conocimientos, competencias prácticas, rituales, tradiciones y símbolos relacionados con los cultivos y cosechas agrícolas, la pesca y la cría de animales, y también con la forma de conservar, transformar, cocinar, compartir y consumir los alimentos”.

En Tento trabajamos para conservar la dieta mediterránea elaborando platos tradicionales, equilibrados y saludables, y adaptándolos a los productos y necesidades de cada temporada. Como consecuencia de nuestra buena labor, tenemos la acreditación AMED que otorga la Agència de Salut Pública de la Generalitat de Catalunya a aquellas empresas que fomentan la dieta mediterránea a través de su oferta gastronómica.