El mundo de las infusiones es tan amplio y variado que incluso aquellos más reacios acaban encontrando algunas a su gusto. Te presentamos cinco opciones que no solo están riquísimas, sino que además tienen propiedades beneficiosas para la salud. No olvides que puedes tomarlas calentitas en invierno –¿acaso hay mejor manera de calentar el cuerpo?– o frías en verano, con hielo, pues constituyen una manera sana y baja en calorías de tomar un tentempié reconstituyente a cualquier hora. ¿No sabes por dónde empezar? Aquí van algunos consejos. ¡Consulta las infusiones disponibles en nuestros restaurantes!

Jengibre

La infusión para los no amantes de las infusiones por excelencia. El jengibre, con su toque picante, funciona de maravilla combinado con naranja o limón, y es una infusión rica y potente que constituye, además, un solvente digestivo. Una infusión de jengibre después de comer nos ayudará a sentirnos más ligeros y digerir mejor. Si su sabor no nos convence, el hinojo es otra gran opción para mejorar las digestiones. 

Cola de caballo
La cola de caballo es perfecta para disminuir la retención de líquidos, de modo que si la incorporamos de forma habitual a nuestra dieta nos sentiremos mucho más ligeros, con una menor sensación de piernas cansadas y tobillos hinchados. Lo ideal es tomarla entre comidas para notar más sus efectos.

Tomillo

Nada mejor cuando estamos acatarrados, medio congestionados o tenemos tos que incorporar a nuestra dieta una infusión de tomillo. Combinada con una rodajita de limón nos ayudará a aliviar los síntomas de inmediato.  

Rooibos

Los amantes de las infusiones más potentes van a hacerse adictos al Rooibos, que se ha demostrado beneficioso para numerosas funciones del organismo. Diversos estudios han relacionado el consumo regular de esta planta de origen sudafricano con la disminución del colesterol, entre otros beneficios. 

Menta

Otra infusión que suele gustar incluso a aquellos que no son muy dados a las infusiones es la menta, una planta con propiedades descongestionantes, digestivas y antisépticas que tan bien queda con unas rodajitas de lima o limón.